Los seguros de Alquiler podrían llegar al 30% de los nuevos contratos de arrendamiento firmados este año

La contratación de seguros de impago del alquiler se ha duplicado en la segunda parte de 2020. El crecimiento continuará en 2021 y podría llegar al 30% de los nuevos contratos de arrendamiento que se firmen, según el análisis del Observatorio Español del Seguro de Alquiler (OESA). 

Estos porcentajes “alcanzarán picos superiores de hasta el 40% en los principales mercados del alquiler, como Madrid y Barcelona, zonas con una morosidad por encima de la media y donde la duración media de los contratos de alquiler es más reducida”, explica el Observatorio.

Para OESA, este año también será el año del boom de los seguros de impago para los locales comerciales tras un 2020 marcado por la pandemia que ha impulsado un “importante” crecimiento de la contratación de este tipo de seguros.  

Tendencias para 2021

Las tendencias para este año incluyen la deslocalización de la comercialización de seguros de impago en Madrid y Barcelona al resto de España que se extiende a las capitales de provincias y ciudades más grandes.

Por otro lado, mejora el entendimiento entre propietario e inquilino debido a la pandemia. “Arrendador y arrendatario asumen que se necesitan, que han de entenderse lo mejor posible y cooperar”, explica Javier Íscar, presidente de OESA. 

“Las aseguradoras han realizado durante 2020 un enorme y ejemplar esfuerzo de cobertura de la siniestralidad provocada por la pandemia”, señala el Observatorio. Este esfuerzo “continuará en 2021 tanto con la ampliación y mejora de las coberturas, como con el ajuste de las tarifas”.

Además, la figura del corredor de seguros, como mediador y comercializador profesional, “se convierte en imprescindible. Por capacidad para ofrecer los mejores precios y coberturas, herramientas tan importantes como comparadores, realización de los scoring o selección de inquilinos, ofrecer una respuesta de contratación prácticamente inmediata y asistencia en todo el proceso de siniestro”.

Finalmente, se espera que los propietarios que alquilan directamente, sin mediación de profesionales inmobiliarios, seguirán concienciándose de la necesidad de acudir a los corredores para contratar sus seguros por tres razones: “son el mejor filtro de selección de inquilinos, la única garantía legal del cobro de las rentas en caso de impago y la mejor solución para evitar la contratación de falsos seguros o productos denominados de ‘protección del alquiler’ que, sin embargo, tienen un alto riesgo”. 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *